Mayo 2019: El futuro del trabajo.

La Organización Internacional del Trabajo dentro de su celebración del centenario ha publicado una serie de recursos muy valiosos bajo el título: Nuestra historia.

OIT
Captura de pantalla de la web: https://www.ilo.org/100/es/story
Esta publicación tiene nueve capítulos y hoy quiero acercar a los lectores de este blog al último de ellos, denominado: 

En este capítulo la OIT aporta seis sectores clave susceptibles de crear empleo, estos sectores son:

1. Empleos verdes:

Según la OIT: "Los empleos verdes son una de las formas de trabajo más recientes, surgidas en los últimos 20 años. Su objetivo es contribuir al medio ambiente, así como a su preservación y recuperación. Estos empleos se dan en sectores tan variados como la fabricación, la construcción, la moda, las energías renovables, la electrónica y la gestión de residuos.

Según estimaciones de la OIT, la transición a una economía verde podría crear 60 millones de empleos en los próximos 15 años.".


Si quieres informarte sobre empleos verdes te invito a visitar el portal de empleo: Enviroo

2. La economía del cuidado: 

Según la OIT: "El trabajo de cuidados incluye los servicios de salud, el cuidado de niños y niñas, la educación de la primera infancia, los cuidados dirigidos a las personas con discapacidad y los cuidados de larga duración, así como el cuidado de las personas de edad, son otros de los ámbitos que integran la economía del cuidado. Habida cuenta de los cambios demográficos en todo el mundo y del envejecimiento de la población en gran parte de los países desarrollados, la economía del cuidado ofrece unas de las mejores oportunidades para crear los empleo del futuro.

Según se desprende de datos estadísticos de la OIT, se podrían crear unos 269 millones de puestos de trabajo si, para 2030, se duplica la inversión en educación, salud y trabajo social".

3. La "gig economy":

Según la OIT: "La innovación tecnológica ofrece nuevas oportunidades para trabajar a distancia y en línea. En la llamada ‘gig economy’ o economía de trabajos esporádicos en plataformas, los trabajadores tienen varios empleos a corto plazo o contratos en línea con múltiples empleadores, en lugar de una relación laboral más tradicional y permanente entre empleador y empleado. Esto permite que los trabajadores obtengan ingresos y que las empresas organicen el trabajo de manera diferente.

Trabajadores que, en condiciones habituales, podrían verse excluidos del mercado laboral, por ejemplo, por discapacidad, responsabilidades de cuidado o enfermedad, tienen más oportunidades de trabajar. Sin embargo, cabe destacar que las investigaciones realizadas por la OIT dan cuenta de que la remuneración que perciben muchos trabajadores de plataformas es inferior al salario mínimo". 

4. La economía rural:

Según la OIT: "El desarrollo rural siempre ha figurado en el programa de trabajo de la OIT. 
Desde 1919, la OIT ha adoptado más de 30 normas internacionales del trabajo que guardan relación directa con la agricultura y el desarrollo rural, en áreas como los derechos laborales, el empleo, la protección social y el diálogo social. La economía rural ofrece un gran potencial para crear empleo decente y productivo, y contribuye al desarrollo sostenible y al crecimiento económico.
Por otro lado, casi el 80% de las personas en situación de pobreza de todo el mundo viven en zonas rurales, por lo que todo avance que permita mejorar los medios de vida de las poblaciones rurales contribuirá en gran medida a mitigar la pobreza en 2030, plazo establecido para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU". 

5. Cadenas mundiales de suministro:

Según la OIT: "La producción y distribución de bienes y servicios han pasado a ser cada vez más complejas. Antes, las empresas concentraban su producción en países o regiones específicas. En la actualidad, se distribuye a través de redes mundiales transnacionales cuyo objetivo es maximizar los beneficios y minimizar las pérdidas.
Las cadenas mundiales de suministro han transformado la economía mundial a lo largo de las últimas tres décadas ya que han sido un motor de crecimiento y de creación de empleo, en particular en los países en desarrollo".

6. La era de los robots:

Según la OIT: "El aumento de la especialización y la sofisticación de la tecnología aceleran el ritmo de automatización en el trabajo y la demanda de robots industriales. Con índices de automatización que van del 10% y el 60% en algunos lugares de trabajo, inevitablemente se darán pérdidas de empleos.
Ante este panorama un tanto pesimista, todavía hay esperanzas relacionadas con la transformación del empleo y la reorientación de las competencias de los trabajadores".

¿Hacía dónde vamos?

CARRETERA

Este sábado en el especial RETINA del diario El País, se abordaba este mismo tema: El futuro del trabajo, y se puede acceder en su web al siguiente artículo: Automatización: así es la batalla entre trabajo y tecnología.

En este artículo se señala que en España la OCDE estima que habrá un 21,7% de los puestos de trabajo actuales que será automatizado, se empiezan a plantear dilemas como la Renta Universal, el nuevo Contrato Social, y cómo se lleva esta automatización al debate político. 

Nos espera un futuro apasionante en el que será esencial elegir profesiones que no basen su función principal en un conjunto de tareas rutinarias, cuantas más rutinas y tareas repetitivas tenga un oficio, más fácil será para un programador/a inventar un robot que pueda hacerlo, ya sea de forma virtual, mediante la Inteligencia Artificial o de forma presencial con la Robótica.

Fuentes:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Febrero 2019: Los títulos de FP que triunfaron en 2018

Junio 2019: Diccionario Español - Español Linkedin

Diciembre 2018: Orientación en la web